Cuando el hospital se convierte en una tribuna

Cuando el hospital se convierte en una tribuna

Niños enfermos de Sant Joan de Déu miran el At-Madrid - Barça con 5 exjugadores del FC Barcelona

No estaban en la grada del estadio, per cuando Messi agurejeó finalmente la portería de Oblak en el minuto 85 en el Wanda Metropolitano, estalló una euforia que rompió de golpe el silencio que el domingo a las 11 menos cuarto de la noche imperaba en el Hospital Sant Joan de Déu. Los espectadores -niños ingresados en el centro, familiares y personal voluntario del hospital- llenaban la sala de actividades que al mismo tiempo también hace de sede de la Peña Blaugrana Petits Valents SJD, inaugurada en enero de este mismo año. Lo hacían acompañados de 5 miembros de la Agrupación Barça Jugadores, encabezados por el exportero Juan Carlos Unzué: Esther Imaz, Esther Inglés, Oscar Lausín y también el exportero Juanjo Ruiz. Se trataba de una nueva sesión del Tribuna Barça, la primera de esta temporada, que está promovida por la Agrupación Barça Jugadores y que hasta el momento se ha hecho en el mismo Sant Joan de Déu y también en el Hospital Vall d'Hebron en algunos partidos en que el Barça juega fuera. En este caso, el horario nocturno del partido del domingo 1 de diciembre no fue un impedimiento para que Lucas, Carla Alba y otros pacientes del centro se acercasen a la sala con sus familiares -padres, hermanos- no solamente para ver el At.Madrid - Barça por televisión, sino para hacerlo en un ambiente bien especial.

En Sant Joan de Déu también celebraron el gol de Messi al At. Madrid. ABJ
En Sant Joan de Déu también celebraron el gol de Messi al At. Madrid. ABJ

Caras maquilladas con las barras azul y grana, banderas para animar al equipo y hasta una porra fueron los ingredientes que los exjugadores del Club aportaron para que la experiencia de ver el At.Madrid - Barça fuera completa. Una vivencia diferente tanto para los niños como por los mismos miembros de la Agrupación. "Es una experiencia única", asegura Esther Imaz, que añade que "poder compartir momentos de reunión, de sonrisas, de conversaciones fuera del contexto que estaban viviendo, ayuda tanto a la familia com al enfermo a desconectar del día a día en el hospital". El mismo Unzué se mostraba muy orgulloso al final del partido: "estoy muy contento de ver y sentir la ilusión y pasión que transmite nuestro escudo y nuestro equipo a los niños y sus padres".

Força Barça
Força Barça

Relacionado Con este contenido

Cerrar artículo

Relacionado Con este contenido