fcb.portal.reset.password

Messi ha marcado 29 goles frente al equipo de Nervión | Germán Parga

El Barça se vuelve a enfrentar el 12 de agosto en Tánger (Marruecos) al subcampeón de la Copa del Rey, el Sevilla, en busca de la que sería la 13ª Supercopa de España del club para continuar siendo el equipo con más Supercopas.

En los últimos 11 años, El Sevilla disputó esta competición en 2007, 2010, 2016 y este 2018, teniendo como rival en las 3 últimas ocasiones al FCB y clasificándose como subcampeón en las dos últimas, en comparación con las 9 veces que los azulgranas han disputado esta final. Por la habitualidad del enfrentamiento en finales de estos dos equipos en esta competición y también a la Copa del Rey, la Agrupación Barça Jugadores ha hablado con dos exjugadores sevillistas, Ricardo Serna y Paco Gallego, para relatar las sensaciones previas a esta competición que nació el 1982 después de la propuesta del entonces presidente azulgrana Jose Luis Núñez.

Ricardo Serna explica que "la gente sevillana està muy contenta porque su equipo consigue llegar a las finales y pueden viajar a Europa para ver competir a su club después de muchos años sin tener posibilidad de ganar títulos". También Paco Gallego relata que cuando la final se jugaba en Sevilla “toda la ciudad estaba pendiente. Ahora también genera seguimiento a pesar de que se jugará fuera, pero este es un partido de final que se va repitiendo últimamente".

Expectativas, partido único y fuera

Igualmente, Serna comenta en qué condiciones llegan ambos equipos al partido: "son 2 equipos muy competitivos en eliminatorias, con la irregularidad del Sevilla en Liga y el Barça siendo el rey de Copas. Aún así, será una final abierta con el matiz que los sevillanos ya están compitiendo porque están jugando los partidos de clasificación para la Eurocopa, y para los azulgranas será el primer partido oficial de la nueva temporada en una situación muy diferente a la de la última final de la Copa del Rey". Por su parte, Paco Gallego cree que el Barcelona parte como favorito para ganar la Supercopa porque "el Sevilla viene con la moral caída después del 5-0 a la final de la Copa del Rey".

Por primera vez, este año la Supercopa se juega en Tánger (Marruecos) a partido único. Un cambio de modalidad que ha generado todo tipo de reacciones. "Preferiría que se jugara en el país porque esto beneficiaría al disfrute de las dos aficiones", argumenta Gallego. Por otro lado, Serna opina que "la Supercopa tendría que ser para el campeón de la Liga y de la Copa de manera directa, aunque fuera un equipo que ha ganado ambas competiciones y no se jugara el trofeo. Una final de Supercopa la juegan los campeones, no los subcampeones. Es un buen partido en el ámbito nacional del fútbol, pero antes a 2 jornadas era mejor. El partido único beneficia la plantilla según su situación en otras competiciones".


 

Volver arriba
_satellite.pageBottom();