fcb.portal.reset.password

Enric Castellà y Pau Tejeda participando en una de las actividades prácticas del taller. | Joan Monfort / ABJ

Pau Tejeda se sometió a un test de calor y vibración. | Joan Monfort / ABJ

El doctor Ariel Odriozola impartió el taller "El pie diabético". | Joan Monfort / ABJ

La diabetes se puede detectar a través del pie. con esta afirmación, el doctor Ariel Odriozola comenzó el taller "El pie diabético", organizado por la Agrupación Barça Jugadores. La jornada de formación se desarrolló en forma de workshop: el doctor empezó explicando la base teórica sobre esta enfermedad, y los asistentes podían interactuar y hacer preguntas cuando lo consideraran oportuno. La idea de fondo era que todo aquello aprendido se pudiera acabar llevando a la práctica.

La formación se llevó a cabo el martes 18 de diciembre en la Sala Basilea del Camp Nou. A partir del lema "Regatea la diabetes", el doctor Odriozola explicó que esta enfermedad está directamente relacionada con el sedentarismo (de hecho, el 91% de las personas que la padecen no practican actividad física de forma regular). Odriozola estableció las diferencias entre la diabetes tipo 1 (relacionada con la genética) y la tipo 2 (relacionada con el sobrepeso en personas adultas).

El doctor, antes de empezar la parte más práctica del workshop, quiso cerrar la formación teórica con unos datos relevantes: en España se detectan cada hora 44 nuevos casos de diabetes tipo 2. Además, a nivel mundial, el 46% de las personas que padecen esta enfermedad no la tienen diagnosticada. En definitiva: la diabetes ya se considera hoy en día una enfermedad pandémica.
 
La diabetes afecta, entre otros, los vasos sanguíneos que tenemos en los pies, los obstruye e impide que los músculos y los nervios se puedan oxigenar. En consecuencia, aumenta 23 veces el riesgo de amputación de las extremidades inferiores. Por esta razón, el doctor quiso demostrar de qué forma la diabetes reduce la sensibilidad de los pies. Para hacerlo, se utilizó un instrumento para detectar de forma precoz las alteraciones nerviosas que se producen a causa de la diabetes.
 
En primer lugar, Enric Castellà y Pau Tejeda (dos de los asistentes y miembros de la Agrupación), caminaron con calcetines por una superficie rugosa, y pudieron comprobar cómo sus pies detectaban los obstáculos. En segundo lugar, se repitió el mismo ejercicio, pero esta vez con trozos de cartón en las plantas de los pies. En este caso, los dos voluntarios sintieron lo que experimenta una persona con diabetes en el momento en que empieza a perder la sensibilidad. A continuación, se hizo otra demostración en que al voluntario le ponían una máquina en el pie que emitía calor y vibración. Pau Tejeda, quien participó también en este ejercicio, tenía que avisar al médico cuando sentía molestias. De esta forma, se puede detectar si los pacientes han perdido sensibilidad en los pies y si tienen fibras lesionadas.
 
En la formación participaron unos 25 asistentes, entre los cuales había unos cuantos miembros de la Agrupación, como Roland Ferré, Genís Bassas, Joan Far, Cesar Fernandez, Quique Salvador, Manel Aguilera, Enric Castellà, Pau Tejeda, Dani Vicent, Rupert Rafel, Joan Boneu, Diego Hernan Ghini y José Téllez.
Volver arriba
_satellite.pageBottom();