fcb.portal.reset.password

Equipo del FC Barcelona que el 17 de febrero de 1974 jugó contra el Real Madrid. | Horaci Seguí / FC Barcelona

Imagen del partido del 17 de febrero de 1974. | Horaci Seguí / FC Barcelona

Momento en que Sotil marcó el 5º gol del FC Barcelona. | Horaci Seguí / FC Barcelona

Este domingo 17 de febrero se cumplen 45 años del histórico 0-5 entre el Real Madrid y el FC Barcelona, una victoria azulgrana que dejó el Santiago Bernabéu sin palabras. Era el año 1974 y el holandés Rinus Michels entrenaba una plantilla que aquel día consiguió hacer una goleada inolvidable en casa del eterno rival del barcelonismo. 

Este partido marcó un antes y un después para el equipo barcelonés, que justo acababa de incorporar a Johan Cruyff a su vestuario. Mora, Rifé, Torres, Costas, De la Cruz, Juan Carlos (1), Rexach, Asensi (2), Cruyff (1), Sotil (1) y Marcial formaban el once que confirmó el buen momento por el que pasaba el Barça, equipo que al final de temporada acabaría ganando el título de Liga después de 14 años sin hacerlo. 

Juan Manuel Asensi, exjugador del Club y miembro de la Agrupación, fue el autor del primer y el tercer gol del conjunto culer. A nivel deportivo, Asensi reconoce que aquel derbi "fue el partido del año", aunque "al principio empezamos la temporada muy flojos". El exazulgrana asegura que el punto de inflexión fue el fichaje de Cruyff: "a raíz de su incorporación no perdimos ningún otro partido hasta el final de aquella temporada". "Creo que en aquella época teníamos un gran equipo con buenos jugadores, y nos teníamos que demostrar a nosotros mismos que éramos grandes jugadores" dice el centrocampista. 

La temporada 1973-74, además, fue especial porque, después de un período de 12 años sin aceptar futbolistas extranjeros en La Liga, se volvieron a abrir las fronteras del mercado de fichajes. Fue esa misma temporada, pues, que el Barça incorporó a su plantilla a Sotil y Cruyff

Carles Rexach, miembro de la Agrupación y exjugador azulgrana, también pudo sentir en primera persona lo que supone ganar un partido por goleada. Rexach cree que aquel 17 de febrero se produjo "un momento histórico", y asegura que "para los que jugamos en aquella época será un hito que siempre se recordará por más años que pasen". Cuando se acabó el partido "no se oía nada en el Santiago Bernabéu, había un silencio sepulcral" explica el exjugador. Asensi añade que "aquel año demostramos en el Bernabéu que éramos imparables".

Aquel partido fue esencial para el Barça de la época, no sólo por haber sido capaces de ganar a su máximo rival en La Liga, sino porque supuso un cambio de mentalidad dentro del vestidor azulgrana. Asensi tiene claro que, antes de aquel partido, "teníamos una forma de pensar bastante conservadora, y aquella victoria fue una inyección de autoestima". Por otro lado, Rexach considera que "fue el golpe de gracia para poder ganar La Liga, porque después de esto todo el mundo vio que el Barça era irresistible". 

Con todo, Asensi dice que "lo que más me gustó fue la unión que tuvimos todos los jugadores. Teníamos un equipo bueno y además éramos muy buenos compañeros, y eso es indispensable para poder ganar un título".

Volver arriba
_satellite.pageBottom();