fcb.portal.reset.password

Xavi Moro y Alguer Brugarola, en la sede de la Agrupación durante la formación correspondiente a la beca de inglés. | ABJ

Los exjugadores del FC Barcelona y miembros de la Agrupación Barça Jugadores (ABJ), Xavi Moro y Alguer Brugarola, ya han iniciado la formación correspondiente a la beca de inglés que les concedió la entidad. Los entrenadores han culminado la primera parte de formación teórica para preparar sus prácticas en la estructura de fútbol base del Manchester United. Los becados vivirán una inmersión total, tanto futbolística como cultural e idiomática, así que con la ayuda de un profesor nativo han empezado a simular situaciones reales que se encontrarán en la ciudad inglesa.

La finalidad de la beca -impulsada a través del Servicio de Formación y Bolsa de Trabajo- es la ampliación de conocimientos de la lengua inglesa vinculada a la práctica del fútbol y ponerlos en práctica dentro del ámbito profesional. Desde la Agrupación, Eduardo Juan se muestra satisfecho de los primeros pasos del proyecto: "Para la institución es importante cumplir con nuestra vertiente social. Con esta oportunidad les ofrecemos fortalecer sus profesiones deportivas como entrenadores, tanto aquí como el extranjero", comenta el directivo del ABJ.

La beca cuenta como proveedor con la empresa Milingual. Su responsable, Gabriel Pazos, destaca la importancia de la comunicación entre entrenadores y jugadores para mantener la unión del grupo, motivar al equipo y trabajar en una misma dirección. Es por eso que considera que la comunicación en el mismo idioma facilita esta situación.

Los exjugadores azulgrana marcharán a Manchester en la recta final de este verano en diferentes turnos. Moro será el primero a aterrizar en la ciudad inglesa, el entrenador hará la parte práctica de la beca del 28 de agosto hasta el 2 de septiembre. Brugarola, en cambio, estará del 4 al 8 de septiembre. A un mes de que inicien su aventura en Old Trafford, Pazos les recomienda olvidarse del catalán y el castellano, que se pongan el móvil en inglés, que lean la prensa británica, que miren la televisión local y que hagan vida social los ingleses. "Los idiomas no se estudian, se viven".

Volver arriba