fcb.portal.reset.password

Quini, Luis Enrique, Abelardo, Villa o Julio Alberto son algunos de los exjugadores asturianos del Barça. | Varios

El FC Barcelona se enfrentará este sábado al Sporting de Gijón en la ciudad asturiana. La excelente relación entre los técnicos actuales, Luis Enrique y Abelardo, es sólo un ejemplo de los lazos que los dos clubes han tejido a lo largo de los años. Y es que más allá de que los entrenadores compartieran banquillo en los dos equipos, los futbolistas asturianos tienen un capítulo reservado a la historia del Barça.


Desde el final de la Guerra Civil que el club azulgrana ha fichado jugadores asturianos. Cuando el estadio del Real Oviedo había quedado destrozado por culpa de los bombardeos, varios jugadores tuvieron que marcharse a otros clubes. El FC Barcelona dio la bienvenida a Eduardo Herrera, o Herrerita, Emilio García (Emilín), y al defensa Abelardo Riera. A pesar de jugar sólo la temporada del 1939-1940, los ocho goles de Herrerita y los cinco de Emilín ayudaron al equipo a mantenerse en la primera categoría. No sería hasta 1954 que otro asturiano sudaría la camiseta del FC Barcelona. Venido también del Oviedo, el extremo derecho Armando Fernández Prieto, o "Mandi", se quedó tres temporadas. Marcial Pina había pasado por el Elche FC y por el RCD Espanyol antes de llegar al Camp Nou en 1969. El centrocampista es el único futbolista que ha marcado goles al Real Madrid con cuatro equipos diferentes: el Elche, el español, el Barça y el Atlético de Madrid.


Los ochenta comenzaron con el fichaje excepcional de Enrique Castro "Quini", a cargo del técnico Kubala. Durante dos temporadas seguidas, Quini fue máximo goleador de la liga, con 20 y 26 goles. El asturiano ya había obtenido el título de "Pichichi" con el Sporting tres veces más. La afición, que le otorgó el apodo de "El Brujo", quedó conmocionada con su secuestro en marzo de 1981, que duró 24 días hasta que la liberaron.


Quique Morán vino del Betis en el Barça en 1981, y casi al mismo tiempo llegaba Julio Alberto, que pronto se convirtió en un ídolo para los culés. Se recuerda su gol contra la Juventus en el Camp Nou, que permitió que el Barcelona se clasificara para semifinales de la Copa de Europa de 1986.


El verano de 1993 Johan Cruyff fichó Iván Iglesias, medio-centro venido del Sporting que marcaría el quinto gol del histórico 5-0 contra el Real Madrid. Con el Barça, Iván ganó la cuarta liga de Cruyff, en 1994. El mismo año, Abelardo Fernández aterrizó en Barcelona. Nacido en Gijón y venido del Real Madrid, el defensa recibió el apodo de 'Pitu'. Fue campeón de Liga, Copa y Recopa con los equipos de Robson y Van Gaal.

El siguiente asturiano en vestir de azulgrana fue el actual entrenador, Luis Enrique. En las filas del Barcelona se reencontró con su viejo amigo del Sporting, 'Pitu' Abelardo. En la segunda temporada en el club alcanzó su récord goleador con 18 dianas. El asturiano causó furor entre la afición y fue capitán del equipo después de que Pep Guardiola se retirara. Como admitió en una entrevista, "Sporting es mi equipo de siempre, y el Barça, mi preferido entre los grandes". Actualmente consta en la lista de los 100 mejores jugadores vivos en el siglo XX, elaborada por la FIFA.

David Villa, o "el Guaje" fichó por el Barcelona en el año 2010, con Pep Guardiola como técnico. Al Valencia se había consolidado como uno de los mejor futbolistas de la historia reciente del fútbol español. Se recuerda su tercer gol en Wembley con el que el Barça ganó la Liga de Campeones en 2011 ante el Manchester United por 3-1. Sobre Villa, el propio Quini declaró que "es el mejor jugador que ha dado Asturias en toda su historia". Villa es, a día de hoy, el último asturiano que ha vestido la equipación del Barça. Tras doce fichajes excelentes, tanto el club como la afición han comprobado que contar con asturianos en el banquillo azulgrana equivale a éxito asegurado. El partido del próximo sábado jugarán el Sporting y el Barça será, como siempre, un ejemplo de deportividad y estima.

Volver arriba