fcb.portal.reset.password

Más de cincuenta miembros de la ABJ asistieron a la charla sobre nutrición del Dr. Pallarès. | ABJ

“Si hace 30 años el malo de la película era el colesterol, ahora lo es la obesidad”. Así advertía el doctor Miquel Pallarès, socio exjugador de la Agrupación Barça Jugadores, cómo en la actualidad la alimentación juega un papel clave dado que nos encontramos en “una época de sedentarismo”.

En un acto que reunió a más de cincuenta personas, el doctor Pallarès habló de las necesidades corporales de un jugador y exjugador de fútbol, para introducir el concepto de “entrenamiento invisible”, que consiste en, además de hacer ejercicio físico, comer equilibradamente, dormir las horas que tocan, beber con moderación, no fumar, etc. Para Miquel Pallarès, se trata de que “si vivimos 24 horas al día, tenemos que entrenar 25”.

En relación con la nutrición, el exjugador comentó que ésta es “esencial” en nuestra vida: ni el sobrepeso ni la falta de alimentos son deseables. Sin embargo, enfatizó en que nuestro cuerpo necesita pocos alimentos para estar sano, y que “compramos muchos más productos que los que realmente necesitamos”.

Miquel Pallarès animó al público a “aprovechar que estamos donde estamos”, y a consumir producto local y de calidad, en tanto que “la dieta mediterránea es la más sana que existe”. A modo de ejemplo, propuso algunas ideas para una dieta pre-partido y post-partido. El desayuno antes de un partido, según él, debería hacerse entre dos y tres horas antes y debería incluir algunos de estos productos: zumo, plátano, yogur, pan, mermelada, miel, cereales, frutos secos, jamón dulce, tortilla, huevo duro, agua, y nada de grasa ni fibra. Si la comida antes del partido es un almuerzo, recomienda ingerir unas 700 calorías en frutas, verduras, pescado, pasta, carne blanca, y como frutas plátano o manzana. Para recuperar fuerzas después del partido, lo mejor es ingerir fruta, zumo, azúcares de absorción lenta y proteínas.

El doctor Pallarès remarcó la importancia de la ingesta de antioxidantes, que permiten a nuestro cuerpo prevenirse del envejecimiento natural. Además, hizo una llamada a los exjugadores fumadores: según explicó, un cigarrillo tarda hasta 32 días en ser eliminado de nuestro cuerpo: “a estas alturas y a no podemos alegar ignorancia respecto al tabaco y la nicotina”. Lo mismo con la comida basura, que “sabemos que acarrea más complicaciones que beneficios”.

Pallarès sintetizó su mensaje en una cita de Hipócrates, médico de la Antigua Grecia, que decía: “que la comida sea tu alimento, y este alimento tu medicina”. Después de la charla se ofreció una copa de cava a las personas asistentes. 


Volver arriba