Carreras da indicaciones a un grupo de jugadoras del Javanon FC (EEUU)

"Sin la Agrupació no estaría donde estoy ahora". Así de claro es Juan Carlos Carreras cuando se le pregunta por la importancia del servicio de formación y ocupación que la entidad ofrece a sus socios. El exjugador del Barça y socio de la ABJ visita Barcelona tras meses en Estados Unidos. Allí, Carreras trabaja como director técnico del Javanon FC, una escuela de fútbol ubicada en el estado de Kentucky (EEUU) y vinculada a ISL Fútbol.

L'exfutbolista arriba al país americà per iniciativa pròpia l'any 2014 per a dirigir una escola de futbol a Florida. Tanmateix, la disconformitat amb la feina el fa plantejar-se abandonar el lloc de treball. És aleshores quan, a través del diari que l'Agrupació envia periòdicament als seus socis, Carreras s'assabenta de l'acord de col·laboració entre l'entitat i ISL Futbol. L'exfutbolista es posa en contacte amb l'empresa i, mitjançant la coordinació de l'ABJ, al març se li presenta l'oportunitat d'accedir a la seva nova feina.

El exfutbolista llega al país americano por iniciativa propia en 2014 para dirigir una escuela de fútbol en Florida. Asimismo, la disconformidad con el trabajo le hacen plearse abandonar el puesto. Es entonces cuando, a través del diario que la Agrupació envía periódicamente a sus socios, Carreras se entera del acuerdo de colaboración entre la entidad e ISL Futbol. El exfutbolista se pone en contacto con la empresa y, mediante la coordinación de la ABJ, en marzo se presenta la oportunidad de acceder a su nuevo trabajo.

El exfutbolista se muestra satisfecho con su nueva situación laboral, donde se siente valorado y puede llevar a cabo el trabajo que le gusta. "coordinar los equipos, asesorar a los entrenadores de las diferentes categorías y marcar el estilo formativo, metodológico y de juego de la escuela". La próxima temporada, Carreras compaginará esta labor con la de entrenador de un equipo de jóvenes de 13 años. El técnico explica que esta es una edad clave, ya que determina el crecimiento de los futbolistas en el tránsito de la escuela al instituto. 

Su pasado azulgrana ha sido fundamental para conseguir este trabajo, según explica el propio Carreras: "haber estado cinco años en La Masía me ha abierto las puertas de Estados Unidos. Después el trabajo del día a día es lo que te hace mantener o mejorar tu posición, pero de entrada haber vestido la camiseta del Barça es una credencial". Una muestra más de que los triunfos del Club han despertado el interés alrededor del mundo por importar la metodología y el ADN Barça, que se asocian a un modelo exitoso. 

A pesar de estar satisfecho con su situación actual, Carreras no se plantea si los Estados Unidos serán su destino definitivo: "Cuando tienes mi edad no piensas demasiado en el futuro. Sólo, en aquello que puedes controlar: tu trabajo y esfuerzo diario". De lo que no tiene ninguna duda es del valor del carácter social de la Agrupació, entidad que considera "muy dinámica, ya que se preocupa constantemente por perfeccionarse y mejorar así la situación de sus socios". Para Carreras, la preocupación de la ABJ por dar oportunidades a sus integrantes "es lo que la hace especial, de esto te das cuenta más aún cuando hablas con futbolistas de otros clubes que no tienen estos servicios".