fcb.portal.reset.password

Josep Sunyol fue presidente del FC Barcelona del 27 de julio de 1935 hasta el 6 de agosto de 1936

Alineación del Barça la temporada 1935 - 1936

Los años 30 fueron una década de conflicto, polarización social y agitación política. El mundo del deporte no se pudo desvincular de ello, como tampoco lo hicieron el FC Barcelona y ni el presidente de la entidad que sería elegido el 27 de julio de 1935: Josep Sunyol. El destino del equipo que se forjaba bajo su mandato quedaría irremediablemente truncado por el resultado de la guerra.

Josep Sunyol era una figura carismática, reconocida en la época por su vinculación al mundo del deporte y por su militancia política, catalanista y republicana. Durante la Segunda República, ganó notoriedad como dirigente de Esquerra Republicana de Catalunya y por su implantación en el mundo del deporte, como impulsor y propietario del popular semanario deportivo La Rambla. También era cercano al entorno barcelonista y en 1928 tuvo su primera presa de contacto con el club, participando como directivo en la Junta presidida por Arcadi Balaguer.

La llegada de Sunyol a la presidencia fue propulsada por el deseo de los socios de enderezar la situación financiera del club. Así lo hizo, ya que la temporada 35-36 las arcas de la entidad acabaron con superávit. Un superávit que también podría trasladarse a la esfera deportiva. El Barça se coronó campeón de Catalunya sin conocer la derrota, contando todos los partidos por victorias a excepción de un empate en la última jornada contra el Espanyol. En 10 partidos, los culés anotaron 41 goles y recibieron 9.

En aquella época, los vencedores de los campeonatos regionales se enfrentaban en la segunda parte de la temporada en la máxima competición estatal: el Campeonato de Liga. En esta ocasión, los culés no tuvieron tanta suerte y acabaron quintos de un torneo que ganó el Athletic Club de Bilbao. En cambio, las cosas fueron mejor en la Copa de España, donde el Barça llegó a la final de la competición. Por el camino, los culés superaron al Sporting de Gijón, el Espanyol i el Osasuna. Sólo la actuación del legendario portero Ricardo Zamora impidieron a los azulgranas llevarse el título en una final que el Real Madrid ganaría por 2 a 1.

El Barça era un equipo en línea ascendente que tenía en Domènec Balmanya, Josep Rich, Martí Ventolrà i Josep Escolà su columna vertebral. El estallido de la guerra, pero, marcaría su trayectoria futbolística. En 1936, aprovechando una gira del Barça por America, muchos jugadores de la plantilla se afincaron en México y Francia, huyendo de la guerra. Es el caso de Raich, Balmanya y Escolà que fijaron su residencia el Francia durante el conflicto. Ahí siguieron jugando a fútbol y cuando acabó la guerra volvieron a España, donde antes de volver a vestir la camiseta del Barça tuvieron que cumplir una sanción de la federación española. Ventolrà, en cambio, se quedaría en México y no volvería a vestir la elástica azulgrana.

La suerte del presidente Sunyol sería peor. El 6 de agosto de 1936, mientras se dirigía a visitar a las tropas republicanas cerca de Madrid, su coche entró en una zona controlada por el ejército franquista en la Sierra del Guadarrama. El presidente fue identificado, detenido y fusilado. El asesinato de Sunyol fue el preludio de una de las épocas más difíciles de la historia del club.


Volver arriba