fcb.portal.reset.password

Juan Carlos fichó por el Barça en el 1991 procedente del Atlético de Madrid. Las negociaciones no fueron fáciles. Su palmarés con el conjunto catalán es envidiable: tres ligas y una Copa de Europa. El aficionado culé le recuerda como el lateral izquierdo titular en la final de Wembley de 1992. Todavía viste la camiseta azulgrana, ahora como jugador del Barça Legends.

- ¿Qué significó debutar con el primer equipo del Barça?

- Recuerdo que después de haber pasado una etapa importante en el Atlético de Madrid y de una salida bastante tensa, el debut fue como una liberación. Lo demás me lo pusieron muy fácil Cruyff y mi compañero Eusebio para que me encontrara bien.

- ¿Cuál fue el mejor consejo futbolístico que recibiste en el Club?

- Acepté todos los consejos que recibí. Esto me sirvió para ser el líder y el capitán en mi última etapa en el Valladolid. Aquí tuve grandes modelos de liderazgo, como Alexanco, Zubizarreta o Bakero. Yo no me daba cuenta, pero todos aquellos consejos, que vivía y que veía en ellos, me sirvieron para aprender a gestionar un grupo de futbolistas.

- ¿Cuál fue la victoria más celebrada con el Barça?

- La del 1992 es la que me recuerdan todos. Parece que mi carrera profesional de 15 años se resume con esta victoria para los aficionados azulgrana e incluso para la gente de mi tierra. Todos me recuerdan por ser jugador del Barça y ganar en Wembley.

- ¿Quién fue el compañero del que guardas mejor recuerdo?

- Evidentemente, Eusebio. Coincidí con él con 15 años en las categorías inferiores del Valladolid, nos fuimos juntos al Atlético de Madrid, vivimos juntos con Julio Salinas en Madrid, volvimos a coincidir en el Barça y nos retiramos juntos en nuestro club de inicio. Mi relación con Eusebio continúa hoy. Es amigo, compañero y socio. Estoy vinculado a su fundación como si fuera mía.

- El Barça es “més que un club” porque…

- Por las raíces que tiene y su historia. El Barça es más que un club porque va más allá de lo que es el deporte. Tiene mucho detrás.


Volver arriba