fcb.portal.reset.password

La sesión sirvió para compartir la experiencia de los exjugadores con las reflexiones del resto de miembros de la Agrupación. | ABJ

"Lo que vivimos en Grecia fue una auténtica lección de vida". Esta afirmación puede resumir perfectamente la experiencia vivida por la expedición de la Agrupación Barça Jugadores en Grecia, en la acción solidaria para los refugiados. De esta forma lo expresaron este miércoles los cuatro integrantes del equipo de exjugadores del FC Barcelona que participaron en la acción solidaria de la ABJ con los refugiados en Grecia en colaboración con ACNUR, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados. El director del comité catalán de ACNUR, Joan Reventós, completó la mesa protagonizadao por los miembros de la ABJ Xavi Guzmán, Eudarod Juan, Sergi Pérez y Andreu Ferrés.

Objectivo cumplido

La ABJ organizó esta expedición con el objetivo de sensibilizar a la población de la situación que viven las 50.000 personas que residen refugiadas actualmente en Grecia. "Lo importante era que lo pasasen bien y que por unas horas se olvidasen del drama que están viviendo en el campo de refugiados", explicaba Sergio Pérez, responsable del clínic que la ABJ hizo para 220 niñas y niños de los campos de la zona de Ioanina. Una organización, según dijou, planificada y organizada desde Barcelona pero que una vez allí se tuvo que flexibilizar: "A la que los niños y niñas vieron las pelotas en el campo, se pusieron a jugar al fútbol, era lo que querían".

Eduardo Juan, directivo de la ABJ y delegado del equipo, remarcó la gratitud que recibió tanto de las personas refugiadas como de la ciudadanía griega con quien compartió su estancia en Grecia, especialmente al final del partido que jugaro con los veteranos del PAS Gioannina: "Al final del partido fuimos a saludar al medio millar de refugiados que lo presenciaron y también a los aficionados griegos". En todos dos casos, la palabra que más escuchamos fue gracias". Juan anunció que la ABJ tiene intención de continuar desarrolando acciones solidarias con las personas refugiadas y que se podrían concretar durante los próximos meses. Iniciativas que se sumarán al gran movimiento de voluntarios que a nivel internacional se ha generado a partir de la situación de los refugiados en Grecia y en la zona del Mediterráneo.

Y es que, según relató el director del comité catalán de ACNUR, muchas de estas personas ven como su situación se está eternizando. A pesar de la esperanza que tiene de llegar a otros países europeos para reagruparse con sus familias, o de volver a su país cuando la situación política lo permita, Joan Reventós explicó como muchos de los niños refugiados han empezado este curso con el sistema de escolarización griego, "con las dificultades que esto comporta".

Volver arriba