Ramon Alfonseda participó en la convención anual de la Asociación de Entrenadores de Fútbol de América (NSCAA). ABJ

Viajes como que lo hace pocas semanas hice con una delegación de la Agrupación en Estados Unidos ayudan a tener más conciencia del potencial para aportar valor que tienen todos aquellos que han jugado en el Barça. Cada año se celebra una convención donde se dan cita cientos de profesionales relacionados con el mundo del fútbol, y comprobamos como el hecho de haber jugado en el Barça puede favorecer la continuidad de muchos jugadores del Club con ganas de mantener su trayectoria profesional en el mundo del fútbol.

En la Agrupación hace 4 años que pusimos en marcha el área de formación y la bolsa de trabajo, al detectar como el primer escollo para acceder al mercado laboral para muchos ex jugadores era la falta de formación adecuada y de canales directos con empresas y clubes. Con el paso del tiempo, y gracias a la aportación creciente que nos ha llegado de los jugadores del primer equipo de Barça, hemos podido ir perfeccionando la oferta de formación y orientación, para adaptarla a las necesidades de nuestros miembros. Muchos de ellos necesitan un acompañamiento formativo para prepararse para ser monitores o entrenadores, en Cataluña y en el resto del mundo.

Programas como la FCB Coaches Academy, de la FCB Escuela para formar sus propios monitores, o el Coach Program que hemos impulsado desde la Agrupación, pueden ayudar a que muchos de nuestros jugadores continúen su carrera profesional vinculados a lo que los ha apasionado toda la vida. Queremos consolidar este proyecto y poner marcha de otros, sobre todo vinculado a los idiomas, e invirtiendo recursos en saber qué es lo que el ex jugador puede necesitar para su futuro, incluso cuando todavía está en activo.