fcb.portal.reset.password

Kubala dejó una huella imborrable a la Agrupación Barça Jugadores. FCB Arxivo

Cuánta emotividad en la proyección de este lunes de la película sobre tres grandes futbolistas de nuestro Club. Kocsis, Kubala y Czibor. Y detrás de estos deportistas, tres grandes personas que a lo largo de 90 minutos el director Tibor Kocsis nos descubre, a partir de familiares, amigos y antiguos compañeros de vestuario. Las más de 300 personas que llenábamos el Auditorio 1899 pudimos hacernos introducir, por un rato, en la piel de estos tres grandes futbolistas que llegaron al Barça porque en su tierra no podían vivir.


Vivimos una época en que el presente es el titular y nos es muy complicado encontrar unos minutos para volver la mirada atrás. Por eso es de agradecer la aparición de películas como "Húngaros por el Barça", una revisión de una parte del pasado del Barça, que nos permite descubrir cómo de diferente era el mundo del fútbol de hace 50 años. Y también como los valores sobre los que descansa la filosofía del Club no son, ni mucho menos nuevos: equipo, solidaridad, compañerismo. Valores que Czibor, Koscis y Kubala y todos los compañeros de su quinta vivieron.


Cuando a la hora del patio jugábamos al fútbol, todos la queríamos tocar como Kubala. Con 13 años, tuve la suerte de conocerlo, y me impresionó. 40 años después llegué a la presidencia de la Agrupación Barça Jugadores, que él había dirigido durante 9 años. Y donde había dejado una huella que aún dura - y espero que por muchos años- basada en la vocación de ayudar a los demás, a aquellos compañeros que por diferentes motivos no lo pasan bien. La semilla de un húngaro del Barça.

Volver arriba