fcb.portal.reset.password

Luis Enrique celebra con Patrick Kluivert el segundo gol del Barça en Wembley.

Barça y Arsenal se enfrentan este miércoles por novena vez en la joven pero intensa historia de la rivalidad entre ambos clubes. El balance total es positivo para los culés, con 2 empates, 5 victorias y 1 derrota. El primer partido entre ambos equipos se produjo en la fase de grupos de la Liga de Campeones, la temporada 1999 - 2000. El FC Barcelona, entrenado por Louis Van Gaal, estaba liderado por Pep Guardiola en el centro del campo y la pólvora de Rivaldo en la delantera. Por el bando inglés, que ya tenía a Arsène Wenger en el banquillo, la veteranía de Dennis Bergkamp y el joven talento de Thierry Henry eran las principales armas ofensivas.

La primera visita del Arsenal en el Camp Nou se celebró el 29 de septiembre de 1999. El partido tuvo dos caras opuestas. Durante el primer periodo, los culés dominaron sobradamente el partido bajo el liderazgo de Guardiola. En el minuto 16 Luis Enrique adelantó a los azulgrana en el marcador con un gol de puro carácter. El asturiano envió a la red un balón que parecía controlada por Patrick Vieira sobre la línea de gol. En la segunda parte, sin embargo, el desgaste físico pasó factura al Barça y el equipo inglés pasó a dominar el partido. En los últimos minutos del encuentro, un mal despeje de Hesp sirvió al delantero del Arsenal, Kanu, para anotar a placer desde el interior del área.

La reválida se disputó tres semanas después. El 19 de octubre, el Barça saltó al mítico estadio de Wembley con el objetivo de cerrar el paso a la siguiente ronda como primeros de grupo. Los jugadores encarrilaron el partido en dos minutos. En el minuto 14, Rivaldo envió al fondo de la red un penalti cometido sobre Cocu y, en el minuto 16, Luis Enrique marcó un potente disparo cruzado tras hacer un eslalon por la banda derecha. Un tanto de Dennis Bergkamp en las postrimerías del primer tiempo ennegrecía unos 45 minutos de dominio azulgrana.


 

 

En la segunda mitad, el Barça supo mantener las ofensivas del conjunto gunner y sentenciar el encuentro al contraataque. Luis Figo, tras cazar dentro del área un mal despeje de la defensa, y Phillip Cocu, definiendo al primer toque un desplazamiento en profundidad de Guardiola, rompieron el partido con dos dianas. Por otra parte, un jugador poco habitual ocupó la portería del Barça: Francesc Arnau. El joven portero protagonizó hasta 10 paradas. Sin embargo, Arnau no pudo hacer nada para impedir la estéril gol de Marc Overmars en el minuto 85 que sólo maquilló el resultado.


Un empate de última hora en la ida y una victoria contundente por 2-4 en la vuelta, fueron los primeros antecedentes de la rivalidad entre Barça y Arsenal. La competencia entre los dos conjuntos comenzó a decantarse desde muy temprano hacia el bando azulgrana.


Volver arriba